Kayak Loves Europe y El Manifiesto Cluetrain

51,9% a favor. Ese fue el resultado. El pasado 24 de junio de 2016 se desveló el misterio. El Brexit pasaba de proyecto a realidad. Políticos, periodistas y ciudadanos compartían dos preguntas: ¿es el principio del fin de la UE? y ¿hay riesgo de contagio?

Le Pen advirtió que si ganaba la presidencia de Francia, celebraría un referéndum. Geert Wilders, el líder de la ultraderecha holandesa, también siguió los mismos pasos. Este mismo fin de semana, el procés catalán ha llegado a su punto más álgido con el Gobierno de la Generalitat promoviendo un referéndum declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, y con la vía judicial y la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como única respuesta promovida por el Gobierno.

Estamos viviendo un momento en el que diversas regiones, por unos motivos u otros, se cuestionan la altura de sus fronteras. Nos afecta a todos, y todos tenemos una voz. Sin embargo, las compañías siempre se inclinan por quedarse al margen y no mojarse. El equipo de comunicación opta por lo políticamente correcto. ¿Siempre? No.

KAYAK LOVES EUROPE

El pasado mayo, el buscador de viajes online Kayak, lanzó la campaña de comunicación #LoveEurope. En plena crisis de la UE, la iniciativa apelaba al sentimiento europeísta y animaba a los viajeros a escribir una “Love letter” (carta de amor) a aquellos países europeos que más les habían marcado.

¿Por qué nos encanta?

Porque Kayak está siguiendo uno de los preceptos del Manifiesto Cluetrain:

23. Las compañías que intentan “posicionarse” necesitan adoptar una posición. Idealmente relacionada con algo que realmente le importe a su mercado.

No sabemos si Kayak dio este paso de manera consciente, o si simplemente supo reconocer la percha informativa y buscó la forma de colgarse de ella. En cualquier caso, dio voz a los millones de personas que se sintieron acalladas tras la aprobación del Brexit.

El engagement es el Santo Grial del nuevo paradigma de comunicación. Pero para lograrlo hay que asumir riesgos. La fidelidad de los usuarios será directamente proporcional a la involucración de las marcas.

MANIFIESTO CLUETRAIN

En 1999 Fredrick Levine, Christopher Locke, Doc Searls y David Weinberger, crearon “El manifiesto Cluetrain: el ocaso de la empresa convencional”.

A las puertas del nuevo siglo, estos cuatro compañeros se dieron cuenta de que Internet no iba a jugar bajo las mismas reglas que los medios de comunicación masivos. Mejor dicho, las iba a revolucionar. La red permitía a las personas conversar de “humano a humano”. La comunicación bidireccional se estaba fraguando. Más tarde o más temprano, las prácticas tradicionales de negocios se iban a transformar de forma radical.

Noventaicinco tesis. Ese fue el número de conclusiones que elaboraron los autores como una “llamada de acción” a todas las empresas que fueran a operar en el nuevo mercado conectado. Noventaicinco (95) ideas que reflexionan sobre el impacto de Internet en los consumidores y las empresas.

¿Nuestra favorita?

29. Ya lo dijo Elvis Presley: “No podemos seguir juntos si sospechamos mutuamente.”

Aquí podéis encontrar las 95 conclusiones en español. ¿Cuál os ha gustado más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *